La información es liberadora
Kofi Annan
Ex Secretario General de las Naciones Unidas

En mayo de 2017, la Asamblea General de las Naciones Unidas proclamó el 30 de septiembre como el Día Internacional de la Traducción, a través de la resolución A/RES/71/288[1]. La fecha fue elegida debido a que ese mismo día, se celebra la festividad de San Jerónimo, traductor de la Biblia y patrón de los traductores[2].

El Día Internacional de la Traducción (DIT), una jornada dedicada a reconocer el valioso trabajo que hacen los traductores, se celebra desde 1991 por iniciativa de la Federación Internacional de Traductores (FIT). Este organismo agrupa a 100 asociaciones que representan a más de 80.000 traductores de 55 países y tiene la misión de promover la profesionalidad y mejorar las condiciones de trabajo de las personas que se dedican a la traducción[3].

La conmemoración, es una forma de reconocer el papel que desempeñan las personas dedicadas a ello. Su función es vital porque acercan a las naciones, facilitan el diálogo, el entendimiento y la cooperación, contribuyen al desarrollo, así como refuerzan la paz y la seguridad mundiales[4].

El traslado de un idioma a otro en una obra literaria o científica, incluso de carácter técnico, comprende la traducción propiamente dicha, la interpretación y la terminología. Lo anterior, es indispensable para preservar la claridad, un entorno positivo y la productividad en el discurso público internacional y en la comunicación interpersonal[5].

En este sentido, la resolución A/RES/71/288 afirmó el papel de la traducción profesional, ya sea como oficio y como arte, al defender los propósitos y principios de la Carta de las Naciones Unidas. Asimismo, destacó que el respeto a la diversidad cultural y lingüística del mundo es un requisito esencial para promover, en las Naciones Unidas, el espíritu de apertura, equidad y diálogo[6].

Por ello, la ONU invita a todos los Estados Miembros, las organizaciones del sistema de las Naciones Unidas y otras organizaciones internacionales y regionales, así como a las organizaciones no gubernamentales y los particulares, a celebrar esta fecha, de manera adecuada y de conformidad con las prioridades nacionales, a fin de crear conciencia de la importancia de la traducción profesional[7].