“Con este método práctico de plantar árboles, las
mujeres se han dado cuenta de que tienen
elección real de poder preservar el medio
ambiente o destruirlo. Estas experiencias
contribuyen al desarrollo de su autoestima y les
da un poder mayor sobre sus vidas.”

Wangari Maathai
Política y ecologista keniana

 

El día 4 de octubre de 2004 los activistas por los derechos humanos y el ambiente elogiaron el otorgamiento del Premio Nobel de la Paz a la keniana Wangari Maathai (conocida como la "Mujer Árbol" por haber impulsado la plantación de millones de árboles), consideraron que esa distinción reconoce el creciente papel de la sociedad civil durante las últimas décadas para transformar la política internacional y nacional, especialmente en África. Siendo esta ocasión la primera vez que el Nobel de la Paz, establecido hace más de un siglo, se concede a una africana .[1]

Wangari Maathai nació el 1 de abril de 1940 en la región rural de Nyeri (Kenia). Fue una bióloga, ecologista y activista política. Tenia como visión unir la ecología y el desarrollo sostenible con la democracia, los derechos humanos y por supuesto con el empoderamiento de las mujeres. De acuerdo a sus estudios encontramos que, en 1964 obtuvo su Grado en Biología en el Mount St. Scholastic College de Atchinson, Kansas, para después dirigirse a Pittsburg, donde en 1966 consiguió su Máster en Ciencias Biológicas. Wangari Maathai tenía sus metas claras y una de ellas era siempre estar en constante preparación, es por ello que, Wangari decidió irse a Alemania para estudiar en las Universidades de Giessen y Munich, Wangari volvió a Nairobi, lugar en donde finalmente obtuvo su Doctorado en Anatomía Veterinaria (1970). Es importante resaltar que, Wangari Maathai se convirtió en la primera mujer de África Central y Oriental en obtener un doctorado; también fue la primera mujer Jefa de Departamento (de Anatomía Veterinaria, 1975) y Profesora Asociada en la Universidad de Nairobi (1977) .[2]

Teniendo clara idea de que el ecologismo podría ser un modo de lograr un desarrollo sostenible y mejorar los problemas de Kenia, Wangari Muta Maathai en 1977 creó el Movimiento Cinturón Verde (Green Belt Movement, GBM), tenía como finalidad el combatir la deforestación de Kenia y afortunadamente pocos años después logró extenderlo por buena parte de África, gracias a entidades como la Sociedad Noruega de Silvicultura, el Fondo Voluntario para Mujeres de Naciones Unidas o el Programa de Naciones Unidas para el Medio Ambiente, el movimiento logró contar con miles de voluntarios y, sobre todo, voluntarias que han llegado a plantar 47 millones de árboles autóctonos en consonancia con el medio ambiente local, dicho movimiento además abogaba por la biodiversidad, la conservación de suelos y la igualdad de género, además de defender los derechos de poblaciones rurales contra actividades mineras e industriales que trataron de invadir sus territorio .[3]

Dos años antes de ser galardonada con el Premio Nobel de la Paz, en 2002 fue elegida parlamentaria por una amplia mayoría de votos, tras lo cual el presidente Mwai Kibaki que ocupó el cargo durante el periodo 2002-2013, la nombró viceministra de Medio Ambiente .[4]

Hoy en día su gran legado permanece con más de 40 millones de árboles plantados en toda África y más de 3000 viveros atendidos por unas 35 000 mujeres. Por otro lado se cuenta con el Premio Wangari Maathai Paladines del Bosque, concedido por la Asociación de Colaboración en Materia de Bosques, que galardona a personas en reconocimiento a su labor en defensa de los bosques de todo el mundo .[5]

Wangari Maathai, víctima del cáncer de ovarios, falleció a los 71 años.