En este Día Internacional, reafirmemos nuestro compromiso de trabajar juntos por un mundo mejor que sea inclusivo, equitativo y sostenible para todos, y en el que los derechos de las personas con discapacidad se hagan plenamente efectivos
Antonio Guterres
Secretario General de las Naciones Unidas
2018[1]

La Asamblea General de Naciones Unidas en su resolución A/RES/47/3 de 1992, proclama el 3 de diciembre como el Día Internacional de las Personas con Discapacidad.

Cada año tiene por objeto ayudar a entender las cuestiones relacionadas con la discapacidad, los derechos de las personas con discapacidad y los beneficios que se derivarían de la integración de estas personas en todos y cada uno de los aspectos de la vida política, social, económica y cultural de sus comunidades [2].

El término discapacitado se usa para definir una deficiencia física o mental, como la discapacidad sensorial, cognitiva o intelectual, la enfermedad mental o varios tipos de enfermedades crónicas. Las personas con discapacidad, la "minoría más amplia del mundo", suelen tener menos oportunidades económicas, peor acceso a la educación y tasas de pobreza más altas [3].

Por tal motivo, la Oficina del Alto Comisionado para los Derechos Humanos, emitió la “Convención sobre los Derechos de las Personas con Discapacidad”, el cual tiene como propósito; promover, proteger y asegurar el goce pleno y en condiciones de igualdad de todos los derechos humanos y libertades fundamentales por todas las personas con discapacidad, y promover el respeto de su dignidad inherente, [4] y subraya que la discapacidad es un concepto evolutivo "resultado de la interacción de las personas con disfunciones y de problemas de actitud y de entorno que socavan su participación en la sociedad" [5].

De igual forma dentro de la mencionada convención, adopta una amplia clasificación de las personas con discapacidad y se reafirma que todas las personas con todos los tipos de discapacidad deben poder gozar de todos los derechos humanos y libertades fundamentales [6].

En el año 2018, el Secretario General de la ONU, António Guterres, lanzó el “Informe fundamental de la ONU sobre Discapacidad y Desarrollo, 2018. Realización de los ODS por, para y con personas con discapacidad”, el cual representa el primer esfuerzo de las Naciones Unidas en todo el sistema para examinar la discapacidad y los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS), de la Agenda 2030 a nivel mundial de modo que el informe examina los datos, las políticas y los programas e identifica las buenas prácticas; y utiliza las pruebas que examinó para esbozar las acciones recomendadas para promover la realización de los ODS para las personas con discapacidad [7].