Día Mundial de la Asistencia Humanitaria
“Los resultados obtenidos por los trabajadores humanitarios son un mérito de la determinación y la capacidad del sistema humanitario y de los donantes que lo apoyan. Merecen nuestra gratitud. Lo que realmente necesitan es nuestro apoyo.”

Martin Griffiths
Secretario General Adjunto de Asuntos Humanitarios y Coordinador del Socorro de Emergencia de las Naciones Unidas

 

La Asamblea General de las Naciones Unidas, en su resolución A/RES/63/139, designó el 19 de agosto como el Día Mundial de la Asistencia Humanitaria, en memoria del atentado terrorista que ocurrió el 19 de agosto de 2003 contra la Sede de las Naciones Unidas en Bagdad. Durante este día se reconoce a los trabajadores humanitarios que han resultado heridos o que han perdido la vida en el desempeño de su labor. Se honra a todos los trabajadores humanitarios y los profesionales de la salud que continúan, a pesar de las dificultades, prestando asistencia y protección a millones de personas.[1]

La labor humanitaria es una forma de solidaridad o cooperación, destinada a poblaciones que se encuentran en situaciones de crisis. Involucra la protección y defensa de las necesidades humanitarias derivadas de desastres naturales, conflictos armados u otras causas, con el objetivo de preservar la dignidad de las personas. [2]

Uno de los propósitos más importantes de las Naciones Unidas es “realizar la cooperación internacional en la solución de problemas internacionales de carácter económico, social, cultural o humanitario”. La ONU coordina las operaciones de asistencia frente a los desastres naturales o provocados por el ser humano, en zonas donde la capacidad de las autoridades locales no es suficiente para hacer frente a la situación.[3]

En muchas ocasiones, a medida que los trabajadores humanitarios entregan ayuda y los trabajadores médicos atienden a los heridos y enfermos se les impide llevar ayuda. Tan solo en 2019, 475 trabajadores humanitarios sufrieron ataques. Por lo que uno de los objetivos de la resolución A/RES/63/139 es la de contribuir a que el público cobre mayor conciencia de las actividades de asistencia humanitaria en todo el mundo.[4]

En 2021, 235 millones de personas necesitaron asistencia y protección humanitaria. Las Naciones Unidas y las organizaciones cercanas. De acuerdo con el informe sobre el Panorama Global Humanitario 2022 publicado por la ONU y sus socios humanitarios, la población necesitada ha aumentado a 274 millones en 63 países. Afganistán, Siria, Yemen, Etiopia, y Sudán son los 5 países con mayor urgencia. [5]

El informe también destaca que, en 2022 la acción humanitaria deberá adaptarse a realidades nuevas y desafiantes. Pues la pandemia de COVID-19 ha cobrado un alto precio en los países en desarrollo, los civiles siguen siendo los más afectados por los conflictos y la pobreza extrema continúa aumentando. Los efectos del cambio climático son devastadores y 161 millones de personas enfrentan una inseguridad alimentaria aguda.

Es por ello que, priorizar a las personas más vulnerables, brindar servicios básicos de apoyo a refugiados, superar la interrupción de los servicios de salud y asegurar operaciones humanitarias oportunas y eficientes son algunos de los objetivos principales del Panorama Global Humanitario 2022.[6]

El derecho a la asistencia humanitaria garantiza el respeto de los derechos que todas las personas tienen a la vida, a la salud, a la protección contra tratos crueles o degradantes. Así como otros derechos esenciales para su supervivencia, bienestar y protección en situaciones de urgencia.[7]

Por su parte, el derecho internacional humanitario (DIH) es un conjunto de normas que trata de limitar los efectos de los conflictos armados. Protegiendo a las personas que no participan en ellos y limitando los medios y métodos de hacer la guerra.

El DIH se encuentra esencialmente contenido en los cuatro Convenios de Ginebra de 1949, en los que son parte casi todos los Estados. Estos Convenios se completaron con otros dos tratados: los Protocolos adicionales de 1977 relativos a la protección de las víctimas de los conflictos armados.[8]

En la Declaración de la Reunión de Alto Nivel sobre el Estado de Derecho, los Estados Miembros de la Organización de las Naciones Unidas destacaron que es indispensable lograr un mayor cumplimiento del derecho internacional humanitario, reafirmando la obligación de todos los Estados y todas las partes en conflictos de respetar y hacer respetar el derecho internacional humanitario en todas las circunstancias. [9]


[1] https://www.un.org/es/observances/humanitarian-day
[2] https://www.un.org/es/our-work/deliver-humanitarian-aid
[3] https://www.un.org/es/observances/humanitarian-day
[4] https://documents-dds-ny.un.org/doc/UNDOC/GEN/N08/479/16/PDF/N0847916.pdf?OpenElement
[5] https://reliefweb.int/attachments/3a151a2a-f240-3220-ac30-c507480dcd63/Panorama%20Humanitario%20Global%202022%20(Informe%20Abreviado).pdf
[6] https://reliefweb.int/attachments/3a151a2a-f240-3220-ac30-c507480dcd63/Panorama%20Humanitario%20Global%202022%20(Informe%20Abreviado).pdf
[7] https://international-review.icrc.org/sites/default/files/S0250569X00017465a.pdf
[8] https://www.icrc.org/es/doc/assets/files/other/dih.es.pdf
[9]https://www.un.org/ruleoflaw/es/thematic-areas/international-law-courts-tribunals/humanitarian-assistance/

Área Responsable