“El mundo contemporáneo se encuentra en un estado de constante perturbación y crisis permanente. No obstante, ya se trate de una catástrofe natural o de la crisis climática, de situaciones de conflicto o de migración, los voluntarios de las organizaciones de la Cruz Roja y de la Media Luna Roja son los embajadores visibles de la paz y la solidaridad y los artífices directos de la configuración del futuro de nuestros países y comunidades. En esta época particularmente difícil, permanecen sólidas y firmes la determinación y la dedicación de los voluntarios en calidad de agentes locales y de primera intervención empeñados en aliviar el sufrimiento humano.”
Comunicado conjunto de Jagan Chapagain y Francesco Rocca
Secretario General y Presidente de la Federación Internacional de la Cruz Roja y la Media Luna Roja
2020

 

El 8 de mayo de 1948 se celebró por primera vez en todo el mundo el Día Mundial de la Cruz Roja y de la Media Luna Roja, fecha del nacimiento de su fundador, Henry Dunant, quien después de haber sido testigo el 24 de junio de 1859 en la ciudad de Solferino, en Italia, de la batalla entre el ejército austriaco y francés publicó el libro “Recuerdos de Solferino”, en donde propuso que se formaran sociedades de socorro en tiempo de paz, con personal médico capacitado para atender a los heridos en tiempo de guerra y que se protegiera y reconociera a los voluntarios que habrían de colaborar con los servicios sanitarios de los ejércitos, mediante un acuerdo internacional. En 1863 se fundó el "Comité Internacional de Socorro a los Militares Heridos", que posteriormente se llamaría "Comité Internacional de la Cruz Roja" .[1]

El Movimiento Internacional de la Cruz Roja y de la Media Luna Roja presta ayuda en casi todos los países, convirtiéndola así en la red humanitaria más grande del mundo. Neutral e imparcial, el Movimiento brinda protección y asistencia a personas afectadas por desastres y conflictos armados. Todas y cada una de las actividades de la Cruz Roja y de la Media Luna Roja tienen un objetivo fundamental: evitar y aliviar el sufrimiento humano, sin discriminación alguna y proteger la dignidad de la persona humana. El Movimiento, cuenta con aproximadamente unos 97 millones de voluntarios, colaboradores, personal empleado en 190 países y está compuesto por :[2]

  • el Comité Internacional de la Cruz Roja,
  • la Federación Internacional de Sociedades de la Cruz Roja y de la Media Luna Roja, y
  • las 190 Sociedades Nacionales de la Cruz Roja y de la Media Luna Roja

Dentro de esta fecha nacional encontramos ampliamente relacionado el derecho internacional humanitario ya que este permite el proteger la vida y la dignidad de las víctimas de los conflictos. Las normas por las que se rigen las acciones en caso de desastre estipulan la protección debida a todos los ciudadanos en caso de catástrofes naturales o causadas por el hombre.

La promesa hecha por la Cruz Roja y la Media Luna Roja de combatir el estigma y la discriminación es un modo de celebrar el principio de Humanidad, y nos insta a redoblar nuestros esfuerzos para ayudar a los olvidados, los heridos y los vulnerables .[3]

En el caso de México el 21 de febrero de 1910 se fundó la Cruz Roja Mexicana. Todo inicia cuando en el año de 1898 el presidente Porfirio Díaz recibe, una Carta de la Cruz Roja Española solicitando información acerca de los servicios de ambulancia existentes en el país y su relación con la Unidad Sanitaria del Ejército Mexicano en caso de conflicto armado, de conformidad con lo establecido por el Convenio de Ginebra firmado en 1864 .[4]

Es por ello que años más tarde en 1907, el Presidente, General Porfirio Díaz, expidió el decreto por el cual México se adhiere a la Convención de Ginebra de 1864 para el mejoramiento de la suerte de los heridos y enfermos de los ejércitos en campaña. Sin embargo, los días 27 y 28 de agosto de 1909, la ciudad de Monterrey se ve envuelta en una tromba que afectó a más del 50% de la población, con un gran número de víctimas y damnificados. Dicho acontecimiento aceleró la creación definitiva de la Cruz Roja Mexicana. Es por ello que, Porfirio Díaz expide el Decreto Presidencial No. 401 con fecha del 21 de febrero de 1910, en que se le da reconocimiento oficial a la Cruz Roja Mexicana. En ese mismo año comienza a funcionar la Cruz Roja Mexicana en el local ubicado en Rosales número 20, de la Ciudad de México .[5]

Desde el año pasado, el mundo ha tenido que enfrentar la crisis sanitaria provocada por el COVID-19 (coronavirus), misma que ha tenido como resultado la muerte de millones de personas, entre ellas personal médico, personas mayores y demás grupos vulnerables. Es por ello que, la celebración del año 2020 y 2021 se ha enfocado particularmente en el reconocimiento para con los voluntarios y miembros del personal que, desde la primera línea del frente, atienden a las crecientes necesidades de las comunidades afectadas por la pandemia de COVID-19 . [6]

Área Responsable